Nombre: Manuela Martínez Ortiz
Lugar de nacimiento: Puebla de Don Fadrique, Granada, España
Residencia actual: Alguazas, Murcia, España
Miembro desde: 02/02/2022
 

Poemas incluidos en esta página:        
                 
  1.             Granada tierra mía
  2.             Miedos fuera
  3.             Mi sombra
  4.             Noche de verano
  5.             A ti
  6.             Soy yo, ¿Y qué?
  7.             Vive tu sueño
  8.             Pureza
  9.             Miedo    
  10.             Al pilar de tu existencia
  11.             El amor   

​

 

GRANADA TIERRA MÍA
 
 
A la sierra de Granada
he de subir un día,
pisar donde nadie pisa
pasear en la nieve blanca.
¿Hallaré mis ilusiones
en la sierra de Granada?
Pisoteando la nieve
caminaré descalza,
contigo de la mano
mi bella esperanza.
Sierra Nevada blanca,
acaríciame con tu belleza.
¡Cuándo caminante sea
en tu suelo encantado!
Regálame tu pureza,
tu frío enamorado,
la suave templanza
de un día soleado.
Las ventiscas de nieve,
que mi rostro heló
un soplo de viento,
o unos bonitos pensamientos
de poder volar sobre ti,
en compañía de mi amado.
Mil años seguiré
soñando tu hermosura,
Sierra Nevada blanca,
de mi tierra gran tesoro,
nace de ti manantial
fuente de vida clara
de la Sierra de Granada.
Granada bella tierra,
la tierra donde nací.
Mis primeros pasos pisoteando tus campos
con aquella libertad de mariposa soñadora.
Creciendo mis sueños volaron
como el canto de la alondra.
Granada…
En algún rincón con apego a la región murciana
está escondida tu puebla,
con su bonita sierra, La Sagra
y aunque lejos de ti, tierra mía,
despiertan cada día mis alas,
te siento cerca , el recuerdo,
cuando pienso en tu morada.
Es la tierra donde despierto,
al alba cada mañana,
también de las que enamoran,
con sus maravillas murcianas.
 
Por el misterioso canto del Segura
 despiertan mis sueños dormidos,
al recordar en mi rincón la historia
mi tristeza se va esfumando
 pronto volveré a  mi tierra de Granada,
sin olvidar ni un instante,
los encantos de la murciana.
Aunque de raíces andaluzas
adore los jardines de la Alhambra
también está en mi corazón
los encantos de una región
que me acuna cada día
sintiéndome por toda Murcia
la más feliz de las golondrinas.
En los montes de mi tierra
vuelan mis pesadas alas,
despertando lindos sueños,
camino al pie de la Sagra.
Un halcón peregrino
solidario en tus bellos encantos,
descubre los amores dormidos,
en la cima de tu regazo.
La noche estrellada ilumina
a  tus pies un lindo pueblo,
recordado cada instante
por las almas que están lejos.
Es mi Puebla la que amo
Inspiración en mis poemas,
recordando mi niñez,
por San Roque paseando,
en San José, ya recitando.
Niña de sueños escondidos,
volviendo a recordar su tierra,
abrazando el canto de la alondra
al despertar en la madrugada
viaja de la mano de su madre
cuando a la soledad paseaban.
 
 
 
MIEDOS FUERA
 
 
Silencio, noche oscura
no me muestres tus miedos,
llévate los míos
quédate con ellos.
Deseo dormir en paz
en mis bonitos recuerdos,
no pierdas tu rumbo
el sol está durmiendo.
Silencio, silencio
despierta me al alba,
déjame mis sueños 
no me robes nada
por ellos hoy despierto.
Con el deseo de hacerlos realidad
algún día en mi vuelo,
hasta entonces, abrázame
noche enamorada
añorando mi bella ilusión
a tu soledad abrazada.
¡Silencio noche oscura!
Las estrellas me cobijan,
su luz despierta el vuelo
creciendo alas a mi vida.
La mar por compañera
detiene en la madrugada,
sueños de cristales rotos
renovando ilusiones al alba.
Silencioso susurro
en la noche callada,
acunando los miedos
que embriagan mi alma.
Solitaria, soñadora
levantando la mirada,
a una luna misteriosa
con los luceros abrazada.
Suaves caricias al horizonte
deseando regalar consuelo,
al corazón del humano
el que cruce mi sendero.
 
 
 
MI SOMBRA
 
 
En mi sombra, descubro
la silueta de mi niñez,
en un bello paraíso
con el mundo entero a mis pies.
Perseguida por la oscuridad
quizás sin saber responder,
los pasos de mi silueta,
de duro panal buscó la miel.
¡Oh! Sombraje
el que hoy puedo ver,
de frente en la claridad
sin peligrar o dañar mis pies.
Descubriendo un nuevo mundo
aquella niña...Ya mujer
abriendo las alas al viento
averiguando su rumbo al cielo.
Sombra, ahora blanqueada,
sombra, de luz armada,
sombra, de niña enamorada
descubriendo un universo,
donde el alma me lleva.
En el silencio de los montes
y la mar por compañera,
felizmente en mi paraíso
camina mi sombra dormida.
Despertando me susurra
¡Compañera, no estás sola!
Descubro la mejor compañía
¡Mi sombra!
 
 
 
NOCHE DE VERANO
 
 
En la noche estrellada
en el corazón del verano,
como brisa suave tus besos
mueven el viento hacia mis manos.
Innumerables sentimientos afloran
latiendo nuestro corazón enamorado.
Entre los árboles susurra la alondra,
en lindo recital de poemas y cantos.
Desnuda mi alma en tu abrazo
abrasa el fuego del amor apasionado.
La noche veraniega funde en sueños
de amores destruyendo la fuerza del viento.
Los astros anuncian a lo lejos
miles de estrellas que acompañan,
descubriendo en tus lindos ojos
el brillo de una dulce mirada.
Puedo escribir miles versos de amor,
pensando, ¡tantas veces que te besé!
Yo te amo...quizás me ames también…
Ya no quiero, ni quisiera
que olvidarte, mi alma pudiera.
Porque en noches como esta
mis sueños contigo vuelan,
muero por despertarme
con sólo mirar tu presencia.
Un destino, con ternura y encanto,
la sed y el hambre, donde tú fuiste la fruta.
Hay amor, cómo pudiste contenerme,
en la tierra de tu alma,
y en la fuerza de tus brazos.
Mi deseo de ti fue tan fuerte,
que fuiste amor eterno,
una noche de verano.
 
 
 
A TI
 
 
A ti…
A mi vida contigo,
al calor de tu abrigo,
a la verdad de tus ojos,
al capricho de mis antojos.
A mi…
A mi historia contigo,
a regalarte mi nido,
a cobijarme en tu abrazo,
a tenerte en mis sentidos.
A mi…
A despertar con tus besos,
a desear tus caricias,
a necesitar tu sonrisa,
a cobijarme en tu pecho.
A mi …
A nuestra rosa blanca,
a una copita de vino,
la que soñé en la playa.
A mí…
Al despertar de mis sueños,
al cumplirse contigo,
al vivir lo que anhelo
a mi vuelo en tu camino.
A ti…
Al misterio de tu voz,
a la luz de tu alma,
a la bondad de tu corazón,
a la dulzura de tus manos.
A ti…
Al sol que brilla en lo alto,
a la rosa que deslumbra tu campo,
a la gaviota que te observa,
al ruiseñor que te canta.
A ti …
A la sal que la mar sala,
a las rocas que nos acarician,
a la arena que nos mancha.
A ti…
A la dulce azúcar del café,
al olor de las tostadas,
al sabor de tu bizcocho,
a la nata de tus fresas.
A ti…
Al hogar que nos une,
a la luz de nuestras mañanas,
al amor de nuestro misterio,
a la esencia de nuestras almas.
A ti… Por amor a ti.
 
 
 
SOY YO, ¿Y QUÉ?
 
 
Leyendo mi mágico libro
cada amanecer es una página,
sus hojas en blanco tiño
en la libertad de mi andanza.
En su aroma enloquecido
al alba una bella ilusión,
por dejar la esencia que vivo
y desprende mi corazón.
No importa la primera parte
aunque de felicidad me envolvió
esa sí camina conmigo
en su aroma me creó.
Los capítulos de miedos
son el aprendizaje sabio,
creando en mi ser sabiduría
barajando cartas con mi mano.
No fue una historia completa
tan solo un trocito vano,
recogiendo la suficiente fuerza
por aprender a seguir caminando.
Con la mitad amanezco al alba
de un bello color blanco,
deslizando la pluma suave
mis letras asoman danzando.
Soy yo sin humo
y mis ojos bien abiertos,
sin asustarme lo oscuro
aflorando los más dulces besos.
¡Soy yo, ¿y qué?
Mi paraíso, el universo,
mi jardín, es su pecho,
mi casa es un hogar,
y mi llanto quedó seco.
Un nuevo sol nace
al alba me reflejo,
en el agua salada
con las olas a mi encuentro.
Voy nadando en libertad
con mi fuerza, mar adentro,
una sirena me sigue
con sus lágrimas en el pecho.
Juntas, olvidando aquello
que las hizo desprender,
se las regalamos al mar
para que pueda crecer.
¡Soy yo, ¿y qué?
Enamorado de nuestra luz
recibió encantado el regalo,
recordándonos quien éramos
cuando no existía llanto.
 
Con el cuerpo limpio
por la sal del mar dorado,
la sirena siguió su camino
regresando mi alma al llano.
¡Soy yo, ¿y qué?
Puedo soñar con jardines,
arco iris de colores,
si quiero me hablan las piedras
devolviendo yo sus favores.
¡Soy yo, ¿y qué?
Si pretendes pisarme el pie
mi chancla te salpica,
son los pasos, mi tesoro
los que nadie hoy me quita.
Y si nací para amar
únete a mi guarida,
seremos amor por siempre
donde el mundo tiene prisa.
¡Soy yo, ¿y qué?
Elijo vivir mi vida
sin dañar, ni quiero daño,
es la mar mi medicina
quedando mi cuerpo curado.
¡Soy yo, ¿y qué?
 
 
 
VIVE TU SUEÑO
 
 
Aflorando va la primavera,
lindas flores por el campo
van descubriendo su mirada
cuando el sol las va calentando.
La juventud pasa rápido,
las estaciones de año en año.
Quisiera verte crecer,
cogido siempre de tu mano.
Dijo Machado un día,
¡Juventud nunca vivida,
quién te volviera a soñar!
Ahora es tu momento, eres,
como la fuerza del viento,
dos alas te están saliendo,
para conquistar un nuevo cielo.
Tus sueños creas con lentitud
para no poder equivocarte,
pues un día corrí,
y no pude alcanzarte.
 
 
 
PUREZA
 
 
Más misericordia,
más corazones puros,
más calor de un abrazo,
más despertar para amar.
Más reír con su llanto,
para secar sus lágrimas,
más sentimiento sabio
que condenar el alma.
Más pureza y luz
que tiniebla sin esperanza,
más calor al hermano
que juzgarle sus palabras.
Hoy soy, lo que soy
y si mi soñar no te agrada,
es mi vida la que bailo,
sin pretender quitarte nada.
Mi fiesta amanece al descubrir
al alba mis ojos despiertos,
y no deseo más vivir
que ser la dueña de mis miedos.
Nadie será caminante
sin amar por donde ando,
aunque soy peregrina
dando al hermano mi mano.
Es la luna libre, mi son
y del sol su brillo siento,
la mar, mi medicina
y mis pasos los del viento.
 
 
 
 
MIEDO
 
 
¿Miedo?
No…
¿El viento lo tiene?
¿Las olas del mar se detienen?
¿Miedo?
No…
A tropezar…
¿Miedo?
No…
En mis errores…
¿Miedo?
No…
En mis fatigas…
¿Miedo?
No…
Que bonita la vida…
la que sin miedo
me moldeo yo.
 
 
 
 
AL PILAR DE TU EXISTENCIA
 
 
Son sus ojos los que tiemblan
y su rostro siente miedo,
es su vida larga y fiera
el reflejo de su cuerpo.
Ella es la mañana fresca
ejemplo de lucha y fuerza,
por su luz amanece el sol
acariciando su silueta.
Energía y esperanza
es el calor de un abrazo,
es tu madre que te ama
entregando su vida por amaros.
En su alma el cristal de los años
colmados de sabiduría,
¡si yo pudiera darle la mano
en vez de seguir mi agonía!
Ella es la luz de un hogar
fuente de años en sabiduría,
belleza de ciencia oculta
quisiera escuchar sus silencios.
Por vivir hoy descuidamos
cuando a los ojos nos miran,
pidiendo un solo ratito
de las horas de un largo día.
Prometí cuidar sus pasos
y escuchar sus anécdotas de vida,
para recoger su aprendizaje
y cuidarte cómo ella lo hacía.
Hoy mi gran juramento se anunció
orgullosa estoy de mi suerte,
y decirle que quiero a su hijo
prometiendo cuidarle hasta la muerte.
 
 
 
EL AMOR
 
 
El amor es compartir
despertando al alba, soñar,
entregas tu vida sin esperar
luciendo de hermosura
un bello caminar.
Una copita de vino
a la orilla de la mar,
recordando al horizonte
la luz de su mirar.
Amar es vivir
sonriendo al despertar,
dichosa locura
regalando verdad.
El amor no daña,
el amor no hiere,
el amor seca lágrimas,
el amor no miente.
Lo que duele es maldad,
si te daña no es amar,
cuando te grita,
cuando presiona tu alma,
miles de insultos que ahondan,
en el fondo de tu mirada.
Vuela, sueña, abre ventanas,
cierra esa puerta enmascarada.
Te quiero podridos
escuchan tus ruidos,
niña engañada, despierta
nueva mañana te acecha.
No te dejaron crecer
eres niña, ya mujer…
Coge un espejo,
pierde los miedos
soñando castillos,
mirando a los cielos.
El amor no daña,
el amor no duele,
el amor te extraña
cuando estás ausente.
 
 

webmaster: soydelfrater1@gmail.com